FANDOM


Guardias de la Marca (Adaptación de clase Guardia Negro) Edit

Estos personajes de apariencia siniestra y frívola, son temerosos guerreros cuya única vocación es combatir fuerzas demoníacas y proteger las tierras de los vivos de las mismas. Los Guardias de la Marca es una organización cuyos inicios se remontan a la caída de la ciudad de Prontera. Sus miembros son pocos y están distribuidos a lo largo de todo el continente de Arlcrast, siendo cada miembro asignado a un territorio específico, para que dicho Guarda lo mantenga purgado de presencias demoníacas. Son lobos solitarios, cazadores sin compañía. Es raro ver dos Guardias en una misma región, usualmente si esto ocurre es para mantenerse al tanto de la situación en regiones aledañas. Conforme los miembros de la Orden se vuelven mas habilidosos y se arman de  mayor experiencia, se los irá asignando a territorios mas peligrosos. La organización cuenta con una fortaleza central, su base de operaciones, de donde los Guardas reciben sus órdenes, a pesar de que la mayoría de estos desconocen su verdadera ubicación.

Para ser aceptado en la orden, un Guardia de la Marca debe llevar a cabo un ritual de "iniciación", el cual consiste en beber sangre de demonio. Dicho ritual conlleva un gran riesgo, provocando incluso la muerte si el iniciado no posee fuerza suficiente para rechazar la corrupción. Sin embargo, superada dicha prueba, estos guerreros se vuelven capaces de detectar las entidades demoníacas en su entorno, y llevar a cabo actos que sobrepasan la naturaleza humana. Son capaces de utilizar magia sin uso de una piedra canalizadora de mana, sólo utilizando tatuajes a lo largo de todo sus cuerpos a modo de sellos, característica que les valió el apodo de "Los Marcados".

A pesar de los muchos sacrificios que toman a lo largo de sus vidas, son una organización que permanece en la penumbra para el común denominador de los habitantes de Arlcrast, sólo los miembros mas ilustrados de la sociedad conocen verdaderamente el propósito de los Guardias de la Marca. Para el resto de los mundanos  solo son vagabundos sin patria ni destino, guerreros o bandidos, prófugos de la ley. Es común pensar que su presencia inspira miedo en los lugareños: son sujetos torvos de mirada fría, vestidos con lúgubres ropajes oscuros, no usan nombres ni hablan con nadie, realizan magia y portan armas a su antojo. Ademas, donde hay un Guardia de la Marca, hay demonios, y con estos llegan los desastres, es por eso que muchos dicen que estos guerreros son portadores de mala fortuna. A lo largo de todo el continente los Guardias fueron recibiendo distintos nombres, vigilantes oscuros, cazadores tenebrosos, verdugos de la noche, y sin duda alguna, el mas utilizado, los "Marcados". Objetos de discriminación e indiferencia, estos personajes, a donde sea que vayan son mirados con malos ojos, mas esto no se interpone en su misión; No buscan riquezas ni aires de gloria, no esperan ser recordados ni admirados, el deber es la única riqueza que pueden pretender, y la muerte esta mas allá de cualquier gloria que puedan reclamar.